Logo Consorcio
personas
Personas
empresas
Empresas
empresas
Intermediarios
Cerrar

¿Tienes dudas sobre el seguro hogar total?

Te orientamos para que tomes la mejor decisión.

Los seguros de hogar son pólizas a las que pueden acceder dueños o arrendatarios de propiedades inmuebles de uso exclusivamente habitacional (casas y/o departamentos), para cubrirse ante riesgos como: incendios, rotura de cañerías, sismos, robos, daños materiales causados por riesgos de la naturaleza, entre otros.
La compañía indemnizará al beneficiario por las pérdidas o daños materiales que sufriere la materia asegurada como consecuencia del acaecimiento de alguno de los riesgos amparados por las coberturas señaladas en la póliza y en sus respectivos adicionales.
En Consorcio, todos los planes incluyen la cobertura base de incendio, más servicio de asistencia domiciliaria y las coberturas opcionales pueden ser agregadas al producto base de acuerdo con las necesidades de nuestros clientes.

El seguro hogar ofrece protección al edificio, estructura e instalaciones de la casa o departamento de uso exclusivo habitacional, y/o al contenido, bienes, muebles, electrodomésticos, entre otros, que se encuentren dentro de la propiedad. Las coberturas base incluyen incendio y otros adicionales, rotura de cañerías y asistencias domiciliarias, y dentro de las coberturas opcionales incluyen sismo y maremoto, robo y responsabilidad civil familiar.
Las coberturas principales son las siguientes:
  • Incendio (Base): Tiene cobertura por los deterioros causados por el calor y el humo. Además, la compañía cubrirá gastos de demolición, remoción de escombros o traslado de muebles desde el sitio del incendio.
  • Sismo y maremoto (Opcional): Tiene cobertura de incendio a consecuencia directa de un sismo y daños materiales que tuvieran por origen o fueran consecuencia de un sismo, incluye daños causados por salida del mar.
  • Robo (Opcional): Tiene cobertura al 100% de contenido y considera robo con fuerzas en las cosas y violencia en las personas y destrucción o daño de la materia asegurada durante el robo
  • Responsabilidad civil familiar (Opcional): Tiene cobertura máxima de UF 500 y comprende las indemnizaciones derivadas lesiones a terceros o daños físicos a las cosas pertenecientes a terceras personas y gastos de defensa impuestos al asegurado.
  • Pérdida de ingresos por arriendo (Opcional): Cubre el valor del arriendo que el Asegurado deje de percibir a causa de un siniestro de la vivienda arrendada.
  • Otras coberturas (Base): Así, dependiendo del tipo de seguro hogar que contrates podrás acceder a otras coberturas:
    • Incendio y daños materiales causados por riesgos de la naturaleza, excepto sismo.
    • Daños Materiales causados por viento, inundación y desbordamiento de cauces.
    • Daños causados por vehículos motorizados y caída de aeronaves.
    • Daños materiales, incendio o explosión a consecuencia directa de huelga, desorden popular o actos terroristas.
    • Saqueo y daños materiales durante huelga o desorden popular.
    • Daños materiales por explosión.
    • Colapso de edificio.
    • Daños físicos en caso de rotura de cañerías o desbordamiento de estanque matrices.
    • Reembolso de gastos médicos por accidente.
    • Rotura de cristales.
    • Daño eléctrico.
    • Honorarios profesionales.
    • Inhabitabilidad de la vivienda.
    • Asistencia domiciliaria.

El seguro hogar total puede ser contratado por personas naturales o jurídicas mayores de 18 años que sean el propietario o arrendatario de una propiedad inmueble de uso exclusivo habitacional, por ej: personas que terminaron de pagar su crédito hipotecario y quieren proteger tanto estructura como contenido de sus viviendas; y personas con crédito hipotecario vigente o arrendatarios que no han protegido el contenido.

  • La propiedad (casa o departamento) debe ser de uso exclusivo habitacional; es decir, no debe ser destinada a actividades industriales o comerciales.
  • Las viviendas no deben exceder los 50 años de antigüedad.
  • El monto asegurado mínimo para edificio es de UF 1.000 y el monto asegurado mínimo para contenido es de UF 300, considerando un capital de contenido entre 20% y 60% del capital del edificio.
  • Las viviendas deben estar en zonas urbanas o ubicadas a menos de 20 km de bomberos (equivalente a 15 minutos).
  • Las viviendas deben estar en buen estado de conservación y mantenimiento adecuado, no deben presentar daños preexistentes como filtraciones, grietas o manchas de humedad.
  • Las viviendas no deben estar en etapa de construcción o deshabitadas al momento de contratar el seguro hogar.
  • No se aseguran viviendas construidas total o parcialmente de adobe.

En Consorcio, los seguros de hogar indemnizan al beneficiario de la póliza con un pago por el monto de la pérdida o daños materiales que sufre la propiedad de acuerdo con las coberturas contradas por el asegurado.
La modalidad de pago de indemnización es la siguiente:
  • Primera pérdida (sin prorrateo): El monto de indemnización ante un siniestro será como tope el monto asegurado de la vivienda, sin importar cual sea el valor total de la vivienda.
  • Valor a nuevo (sin depreciación): El monto de la indemnización de los bienes contenidos será al valor del mismo producto o uno similar en el mercado al momento del siniestro.
Para ello, debemos entender los siguientes conceptos:
  • Prorrateo: Si tu vivienda se ve afectada por algún siniestro, el valor de la indemnización corresponderá a la proporción entre el monto asegurado y el valor de tu vivienda. Si la cobertura es menor al valor de la vivienda, se aplica la regla proporcional o prorrateo. Ejemplo: Si el valor de tu vivienda es de UF 2.000 y te aseguraste con UF 1.000, tu monto de indemnización es de un 50% del siniestro con tope de UF 1.000.
  • Depreciación: Si tus bienes se ven afectados por algún siniestro, el valor de los bienes se indemniza considerando la depreciación de estos. El porcentaje por cubrir de acuerdo con los años de uso de los bienes se encuentran definidos en el detalle en la póliza. Ejemplo: Si una lavadora que compraste hace dos años en $500.000 sufre un siniestro, te pagaremos un máximo de $361.250. Esto considerando una depreciación de 15% anual.
Para tener en cuenta: un atributo diferencial respecto a la competencia es que el seguro hogar total en Consorcio no considera prorrateo ni depreciación.

Esta es una pregunta frecuente a la hora de empezar a pensar cómo proteger tu vivienda. La respuesta es muy sencilla, ya que Consorcio te ofrece una gran cantidad de asistencias y coberturas que permitirán garantizar tu tranquilidad y convertir tu hogar en un lugar más seguro frente a cualquier imprevisto.

Existe una serie de variables que hay que considerar al momento de buscar y contratar un seguro de hogar, estás se pueden resumir en los siguientes puntos:
  • Tus necesidades: Es esencial tener claras cuáles son tus necesidades y los riesgos a los que puede estar expuesto tu inmueble. Te recomendamos encarecidamente que leas cuidadosamente las coberturas, las limitaciones y las exclusiones de cada tipo de seguro para entender mejor tu situación.
  • Letra chica: Te animamos a que revises y consultes con nuestros ejecutivos cualquier duda y “letra chica” que consideres necesaria consultar.
  • Valor de tu inmueble: El monto que debes pagar por contratar una póliza se calcula en función del valor del inmueble a asegurar. Este paso es crítico, ya que, en caso de un accidente, una propiedad infravalorada puede afectar de manera directa en la indemnización.
  • Coberturas disponibles: En Consorcio ofrecemos una variedad de coberturas por diferentes tipos de daños, por lo que te invitamos a que consultes con nuestros ejecutivos qué cobertura ofrece cada póliza del seguro hogar total y si existe alguna en particular que podría ayudarte a cubrir todas tus necesidades.

La prima de un seguro hogar está sujeta al valor del inmueble y su contenido, pudiendo existir costos adicionales por servicios contratados. Además, se consideran diferentes variables en el cálculo de la prima, tales como, características de la vivienda (ubicación, antigüedad, material de construcción, etc.) y coberturas adicionales contratadas (sismo, robo, etc.).

Las asistencias domiciliarias son servicios complementarios del seguro que pueden ser utilizados independiente de las coberturas y que podrás utilizar según la cantidad de eventos disponibles al año. Su utilización no implica cambios en la prima en el periodo de renovación.
  • Servicios básicos: gasfitería, electricidad, cristalería y cerrajería.
  • Servicios de mudanza, custodia de bienes y alojamiento en caso de inhabitabilidad de vivienda.
  • Servicios adicionales: instalación de cortinas y perforaciones de muro, compra nocturna de medicamentos, traslado médico en caso de accidente, salvamento de personas, profesor particular a domicilio.

  • En caso de incendio o amago: Debes avisar en forma inmediata a Bomberos.
  • En caso de robo: Si contrataste esta cobertura opcional, debes realizar el denuncio en forma inmediata en la unidad policial más cercana del lugar en que te encuentres.
Para ambos casos, debes avisar a Consorcio llamando al 600 221 3000 (de lunes a jueves de 9:00 a 18.30 horas y viernes de 9:00 a 16:00 horas) o ingresando aquí. También puedes acercarte a cualquiera de nuestras sucursales a lo largo del país.

Puedes contratar tu seguro hogar total siguiendo estos sencillos pasos:
  1. En primer lugar, debes visitar nuestro sitio web para conocer más información del producto, los servicios de asistencias domiciliarias y las coberturas bases y adicionales disponibles aquí.
  2. Luego debes llenar la información solicitada en el formulario para que te contacte un ejecutivo ingresando aquí.
  3. Entrega la información de tu vivienda solicitada por nuestros ejecutivos, te recomendamos que revises algunos datos de la propiedad como la antigüedad de la vivienda, material de construcción, ubicación y montos asegurados para obtener tu cotización.
  4. Finalmente, escoge la mejor opción que se acomode a tus necesidades y contrata tu seguro hogar total a través de nuestros ejecutivos de televentas.
  5. Recibe tu póliza y disfruta de la tranquilidad de tu hogar.

Si no eres propietario y vives en la casa o departamento pagando arriendo, te recomendamos proteger sólo el contenido de la propiedad, es decir, todos los bienes que se encuentren dentro de la vivienda frente a incendio y/o robo.

El beneficio por permanencia corresponde al pago del 30% de la prima pagada cada 36 meses que realizará la Compañía. Dicho pago será calculado en UF y se aplicará a la póliza si se cumplen los siguientes requisitos copulativos:
  • No presente siniestros cubiertos por la póliza (excepto el uso de asistencias domiciliarias) durante dichos 36 meses.
  • No esté moroso en el pago de la prima del seguro.
Este pago se efectuará una vez acreditados los requisitos precedentes en un plazo máximo de 30 días corridos. En caso de la ocurrencia de un siniestro cubierto por la póliza, el plazo de los 36 meses se contabilizará a partir de la fecha de la siguiente renovación de la póliza.